seguridad laboral

Seguridad y Salud Laboral

La presencia de la salud ocupacional es de vital importancia.

Psicóloga Organizacional, Ana Cecilia Castaño
28-04-2021
seguridad laboral
Adaptación a los nuevos estándares sanitarios
Existe un consenso generalizado en considerar que la prevención es más eficaz y menos costosa que el tratamiento y la rehabilitación.

La presencia de la salud ocupacional en una organización es de vital importancia ya que además de procurar el más alto bienestar físico, mental y social de los empleados, también busca establecer y sostener un medio ambiente de trabajo seguro y sano.

Desde el año 2003, el 28 de abril se viene celebrando el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Este día culmina una campaña internacional anual, impulsada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que busca promover el trabajo seguro, saludable y decente, centrando la atención internacional sobre la magnitud del problema y sobre cómo la creación y la promoción de una cultura de la seguridad y la salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.

El trabajo es un determinante social de la salud, como también lo son: la organización social del trabajo, los estilos de gestión y las relaciones sociales en el lugar de trabajo. La evidencia también muestra que el estrés en el lugar de trabajo es una de las causas principales que contribuyen a marcar grandes diferencias del estatus social en la salud, el absentismo laboral e incluso la muerte prematura.

Asimismo, se ha demostrado que recibir una recompensa insuficiente por el esfuerzo invertido en el trabajo, se asocia a un riesgo cardiovascular más elevado. Estos resultados muestran que el entorno psicosocial en el trabajo constituye un importante determinante sobre la salud. Se sabe que una mejora en las condiciones laborales creará una fuerza de trabajo más saludable la cual, a su vez,  incrementará la productividad dando lugar a un ambiente más sano y productivo.

¿Qué es la salud ocupacional?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la definición de salud ocupacional es la siguiente: “actividad que promueve la protección de la salud de las personas activas, intentando controlar los accidentes y enfermedades causados por el desempeño laboral y reduciendo las condiciones de riesgo”. La salud ocupacional no solo se ocupa de vigilar la seguridad en el trabajo y las condiciones físicas del trabajador, sino también las condiciones psicológicas para conseguir tener empleados sanos y felices.

Entendemos que la ocupación puede considerarse una fuente de salud porque aporta a quien la realiza una serie de aspectos positivos y favorables. Con el salario que se percibe se pueden adquirir los bienes necesarios para la manutención y bienestar general, se desarrolla una actividad física y mental que revitaliza el organismo, se desarrollan y activan las relaciones sociales, aumenta la autoestima porque permite a las personas sentirse útiles.

La Higiene Industrial

Hace referencia a un conjunto de conocimientos y técnicas dedicados a reconocer, evaluar y controlar aquellos factores del ambiente, psicológicos o tensionales, que provienen del trabajo y que pueden causar enfermedades o deteriorar la salud. Entre sus objetivos están:

  • Reconocer los agentes del ambiente ocupacional que pueden causar enfermedad en los trabajadores.
  • Eliminar las causas de las enfermedades profesionales.
  • Aumentar la productividad por medio del control del ambiente de trabajo.
  • Proponer medidas de control que permitan reducir el grado de riesgo a la salud de los trabajadores.
  • Capacitar a los trabajadores sobre los riesgos presentes en el ambiente ocupacional y la manera de prevenir o minimizar los efectos indeseables.

La Seguridad y Salud en el Trabajo en Venezuela

Ostenta rango constitucional, dado que está garantizado para todos los trabajadores el derecho  a unas condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. Tales garantías remiten a la LOPCYMAT (Ley Orgánica de Condiciones y Medio Ambiente en el Trabajo) en la cual está claramente consignado el derecho de los trabajadores a ser consultados y el deber a participar en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo. Asimismo, el artículo 56 de esta misma ley, habla de los deberes de los empleadores de informar por escrito a los trabajadores y trabajadoras de las condiciones inseguras. Elaborar con la participación de los trabajadores y trabajadoras, el Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa. Notificar al Instituto Nacional de Prevención de Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL) con carácter obligatorio, las enfermedades ocupacionales y los accidentes de trabajo dentro del ambiente laboral previsto por esta ley.

Medidas para promover la salud de los trabajadores:

  • Disponer de una política de comunicación interna definida y con objetivos concretos que incluyan temas de salud.
  • Fomentar la formación y el desarrollo personal en las horas de trabajo.
  • Facilitar salas para reuniones de carácter social.
  • Poner a disposición de los trabajadores un programa de ayuda al empleado.

Conclusión:

Un entorno laboral saludable es esencial, no solo para lograr la salud de los trabajadores, sino también para tener un aporte positivo a la productividad, obtener un mayor rendimiento, lograr un descenso en los imprevistos, incrementar la motivación laboral, la fluidez de relaciones laborales, el espíritu de trabajo, la satisfacción en el trabajo y la calidad de vida en general. Existe un consenso generalizado en considerar que la prevención es más eficaz y menos costosa que el tratamiento y la rehabilitación.