Crowe

4 consideraciones prácticas en el análisis de comparabilidad para la documentación de Precios de Transferencia 2020

Adriana Escobedo Hernández 
22/03/2021
Crowe

Sabemos de antemano que enfrentamos un contexto desafiante en términos económicos, sociales y comerciales, por mencionar algunos. Esos desafíos también se han trasladado al cumplimiento de las diferentes disposiciones fiscales y no únicamente a su presentación en tiempo en forma, sino en la manera de documentar sus efectos de forma razonable y coherente. Tal es el caso de la documentación de precios de transferencia, donde sabemos que la subjetividad es un elemento al que se desafía constantemente, y bajo el escenario en el que nos hemos visto obligados a desenvolvernos, incrementa aún más el reto de abordar de forma práctica y coherente este concepto.

 

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), atendiendo las inquietudes y preocupaciones de los contribuyentes y autoridades fiscales, emitió el pasado 18 de diciembre de 2020, una Guía sobre las implicaciones derivadas de la pandemia del COVID-19, en materia de Precios de Transferencia y ésta aborda, en su primer apartado los desafíos de alcanzar una comparabilidad razonable a partir del contexto enfrentado. Dentro de esta guía, se resaltan algunas consideraciones prácticas para entender mejor el papel y la relevancia de alcanzar un nivel de comparabilidad adecuado, para el desarrollo de la documentación de precios de transferencia del 2020 y con ello dar certidumbre al Principio de Valores de Mercado.

 

En este breve análisis, resaltamos algunas consideraciones prácticas que servirán para el desarrollo de un análisis de comparabilidad coherente y efectivo en tiempos de COVID-19:

 

1.  Una de las principales preocupaciones es la obtención de datos e información precisa, que sirva de referencia para el cumplimiento del Principio de Valores de Mercado. En este sentido, resulta imprescindible entender el modelo de negocios bajo el cual se opera y re-entender el modelo que pudo surgir a partir de la necesidad de adaptación del mismo al contexto. Información respecto a: Cambios en los volúmenes de venta, cambios en los canales de venta o el proceso logístico, así como incrementos en costos y gastos derivados de una reacción al nuevo entorno también serán necesarios detectar y cuantificar, pues servirán de punto de partida para diseñar un análisis de comparabilidad adecuado.

 

2. Adaptar el proceso “tipo” propuesto por las Guías de Precios de Transferencia de la OCDE en su punto 3.4, conforme a la disponibilidad de información de calidad, así como la fragmentación del análisis en periodos tal vez, que ayuden a plantear mejor el cumplimiento del PVM a partir de resultados pre y post-COVID-19.

 

3. La utilización de comparables con pérdidas, puede resultar atractiva partiendo del hecho de que el contexto que enfrentamos puede entenderse, en su naturaleza como un sinónimo de pérdidas; sin embargo, el uso de comparables con pérdidas, no necesariamente está ligado a una circunstancia de magnitudes económicas y comerciales tan desafiantes resultado de un contexto como el COVID-19, sino que pueden ser utilizados cuando su comparabilidad con la transacción o la entidad bajo análisis resulte altamente similar, por ejemplo, al resaltar la asunción de riesgos y el desarrollo de actividades.

 

4. Los periodos de tiempo a considerar para obtener referencias de transacciones o compañías comparables, deberán adaptarse, de igual forma a las condiciones enfrentadas por la transacción o la entidad bajo análisis objeto de estudio, ya que pueden existir circunstancias específicas como el cierre total de operaciones por ciertos periodos o apoyos del gobierno que influirán en los resultados. Por ello, es altamente recomendable definir claramente el comportamiento de la transacción o la parte analizada y sus características particulares para la correcta selección de los periodos de prueba, pues estos deberán guardar una coincidencia y coherencia con los periodos pre y post-COVID-19.

 

Por otro lado, está el hecho de la disponibilidad de la información de los comparables, lo cual para abordar este aspecto, que si bien no es nuevo, para el ejercicio fiscal del 2020, resulta importante determinar un proceso de análisis que refleje los resultados propios de las circunstancias bajo las cuales se operó pre y post-COVID-19, toda vez que existirán diferencias del primer trimestre respecto al segundo, tercer y cuarto trimestres del 2020 cuando la pandemia mostró sus efectos más desafiantes. Por lo cual, para determinar un resultado fiable, es recomendable prever un escenario que considere los efectos enfrentados por la transacción o entidad bajo análisis similar en los comparables y, una vez que la información se encuentre disponible, realizar el ejercicio de comparabilidad y registrar los resultados.

 

En suma, el análisis de comparabilidad del 2020 debe observar los lineamientos seguidos comúnmente descritos en las Guías de Precios de Transferencia de la OCDE vigentes, así como considerar las circunstancias particulares de cada caso, como lo menciona y abordan las Guías sobre las Implicaciones en la materia de la OCDE, emitidas para tales efectos el pasado diciembre.

 

Sin lugar a duda, nos seguimos adaptando a los impactos que ha generado la pandemia a nivel mundial, por lo que resulta indispensable contar con el apoyo y estrategia de asesores expertos. En Crowe, encontrarás el soporte necesario para todas tus operaciones.

Autor

Adriana Escobedo Hernández
Lic. Adriana Escobedo Hernández
Socia de Precios de Transferencia
Oficina México